Cuando lo que aprendiste salva lo que más amás

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La historia de Mariela

Los accidentes nunca avisan, por eso es muy importante estar siempre preparados. Mariela, alumna de la capacitación de Rescatismo, de FICDE, nos cuenta cómo lo aprendido le ayudó a salvar la vida de su familia y su casa.

La gestión integral de los riesgos, las emergencias y la prevención constituyen hoy instrumentos fundamentales de las ciencias de la seguridad, y su conocimiento es esencial  cuando hay que enfrentar una situación extrema como la que Mariela nos relata.

“No hace mucho tiempo nos mudamos a nuestra casa nueva”, nos cuenta. “Mi marido colocó una estufa y una garrafa nueva, pero cuando la encendimos nos dimos cuenta de que estaba fallada y no podíamos regular la llama. En el intento de querer cerrar la garrafa hubo una salida repentina del gas que lanzó una primera llamarada y encendió la pared. Mi marido, al estar tan cerca, también resultó afectado”, continúa con su relato, recreando esta escena crítica.

“Por el corredor de la escalera la llama alcanzó la parte superior de la casa. En ese instante retiro a mis hijas de la habitación, y salieron corriendo hacia la puerta pidiendo auxilio. Al ingresar nuevamente, tomamos un poncho, envolvimos la garrafa y la estufa prendida fuego y la arrastramos hasta el patio, donde se provocó una segunda bola de fuego. En ese momento activo un matafuego, y mi marido otro más en el interior de la vivienda, porque se estaba incendiando. Una vez controlado el fuego, veo la escena y noto la acumulación de gases en el interior, con todas las ventanas cerradas, así que empezamos a abrir todas las ventanas para que salieran los gases. Al llegar los bomberos el incendio estaba apagado y la situación controlada”.

Al recordar el episodio, Mariela nos cuenta: “Lo que más nos ayudó fue mantener la calma mental, que es algo fundamental. Eso te lo da la experiencia, pero en mi caso nunca había vivido algo de esta magnitud y mucho menos con mi propia familia.  Agradezco la posibilidad de capacitarme en FICDE con el profe Fernando López, de Rescatismo. Es un excelente profesional; a cada momento recordaba su voz enseñándonos en clase y en cada trabajo práctico. Lo que aprendí con él nos ayudó a que hoy no tengamos que lamentar otras consecuencias. La valoración de la escena, el orden de los pasos, rescatar a los más vulnerables, la importancia de los elementos de seguridad en una vivienda y los matafuegos nos salvaron la vida y la casa”.

Felicitamos a Mariela por cómo pudo proceder en cada instancia: desde un primer abordaje del siniestro, realizando un adecuado análisis de la escena, solicitando la asistencia de los equipos especializados de rescate y rescatando a las víctimas. ¡Somos fans de nuestros estudiantes!

Deja una respuesta